2010/11/28

Patxi Martínez de Albeniz - Grupo juntero de EA -

"Ser nacionalistas es mucho más que tener una idea de país. El PNV no ha sabido contemporizar con la sensibilidad de EA."

"Han hecho los cambios que han querido -400 euros de Zapatero, eliminación del Impuesto de Patrimonio...- sin consultarnos y siempre pactados con el PSE. El primero que se ha saltado el pacto de Gobierno ha sido el PNV."

"La ruptura llega por una concepción de la política distinta y sobre todo, a raíz de una crisis económica que obliga a todos a mover ficha y a posicionarse en una situación que no es la de 2007 y en la que hay un cambio de ciclo que condiciona la vida política."

El Correo. El juntero y secretario de organización de EA en Álava, Patxi Martínez de Albéniz, analiza la ruptura del Gobierno foral 24 horas después de producirse y a solo 24 horas de la celebración del Pleno de Política General, que se escenifica hoy en las Juntas Generales con EA en la oposición tras tres años y medio de Gobierno.

-El tripartito foral PNV-EA-Aralar ya es pasado. ¿Es un fracaso?
-No creo que tres años de trabajo se puedan considerar un fracaso, sobre todo por el gran trabajo de nuestros diputados, que han condicionado mucho la política alavesa. Pero sí es cierto que esto ha tenido un final que nadie esperaba ni deseaba.

-No me refería tanto a la acción de gobierno como a la fórmula tripartita de concentración abertzale.
-En el PNV ha imperado el criterio de estar siempre entre dos aguas. Lo cierto es que hay partidos de la oposición que han pintado más que los propios partidos de Gobierno. Y aquí, el PSE ha condicionado buena parte de la política de este Ejecutivo.

-¿EA ha provocado su salida o Xabier Agirre, el PNV, les ha echado?
-La ruptura llega por una concepción de la política distinta y sobre todo, a raíz de una crisis económica que obliga a todos a mover ficha y a posicionarse en una situación que no es la de 2007 y en la que hay un cambio de ciclo que condiciona la vida política.

-¿Quiere esto decir que EA seguiría en el Gobierno foral de no existir el llamado polo soberanista con la izquierda abertzale radical?
-No. Posiblemente la ruptura se hubiera producido igual porque el principal detonante ha sido la crisis económica y la forma de afrontarla.

-Llevan un año pidiendo un debate fiscal que nunca ha llegado. ¿El PNV les ha ninguneado pese a ser su socio?
-El PNV nunca ha tenido una intención clara de iniciar un debate fiscal. Se siente incómodo, pero ha llegado la hora de discutir con luz y taquígrafos cómo solucionar los problemas de la sociedad: o desmantelamos la sociedad del bienestar o introducidos cambios para lograr más ingresos.

-Sus dos junteros, unidos a los 14 del PNV, apenas sumaban 16 de los 51 de la Cámara. Sin embargo, hay que sumar 26 para introducir cambios. ¿Cómo pensaban hacerlo?
-No sé por qué estrategia el PSE ha terminado no hablando de fiscalidad, pese a reconocer que los cambios son necesarios. Todo el mundo sabe que la reforma es obligada pero al final ha primado ese miedo electoral al qué dirán. Para nosotros era innegociable esperar a las elecciones después de ver cómo Álava lleva tres años desangrándose por la crisis.

«Sin excusas»

-¿Tiene la sensación de que el PNV nunca ha tomado en serio sus advertencias?
-Pensaban que por ser un gobierno de unidad nacionalista siempre se evitarían las situaciones menos deseadas. Pero ser nacionalistas es mucho más que tener una idea de país. El PNV no ha sabido contemporizar con la sensibilidad de EA.

-Agirre asegura que si no fuera por el tema fiscal, habrían buscado «otra excusa». Reconocerá que tenían muchas ganas de irse y alejarse del PNV.
-Para nada. Que te echen de la Diputación no es un plato de buen gusto para nadie. No necesitábamos excusas para marcharnos y esto no lo es. Lo que pasa es que hemos llegado al grado sumo de un desencuentro.

-En el pacto de Gobierno no incluyeron exigencias fiscales y ahora las esgrimen para provocar su salida. ¿Eso no es deslealtad?
-En 2007, la coyuntura era diferente. Pero lo mismo que no existía nada de fiscalidad por nuestra parte tampoco la había por la suya, y han hecho los cambios que han querido -400 euros de Zapatero, eliminación del Impuesto de Patrimonio...- sin consultarnos y siempre pactados con el PSE. El primero que se ha saltado el pacto de Gobierno ha sido el PNV.

-¿Qué gana EA al salir de la única institución en la que quedaba? ¿Esta decisión puede pasarles factura?
-Todas las decisiones pueden pasarte factura. Otra cosa es que pueda ser para mejor o para peor. Nuestras decisiones nunca se toman en función del resultado electoral, sino de nuestras convicciones.

-Los diputados Mintegi y López de Lacalle apostaban por quedarse. ¿EA está dividida?
-Para nada. Las decisiones se adoptan en los órganos internos y estos son los que deciden. Hace más de un año presentamos una propuesta fiscal en Sabin Etxea, pero como se ha visto, el PNV apostó por el PSE.

-¿La relación PNV-EA ha quedado herida de muerte? ¿Es posible un nuevo gobierno de coalición?
-¿Cómo será la próxima legislatura? ¿Con qué partidos?... No sé, creo que el PNV tendrá que cambiar mucho.


iruzkinik ez:

Argitaratu iruzkina

| BIDEO | THE LAND OF THE BASQUES - ORSON WELLES

| BIDEO | AGIRRE LEHENDAKARIA KATALUNIAN