2010/11/05

Entrevista

                                  Lehendakari Garaikoetxea
" ME PARECE QUE ES UNA COSA ABSOLUTAMENTE EVIDENTE QUE ARNALDO OTEGI ESTÁ IMPULSANDO ESTE PROCESO Y QUE RESULTA BASTANTE POCO COMPRENSIBLE PARA UN OBSERVADOR OBJETIVO QUE ESTÉ EN LA SITUACIÓN QUE ESTA"



Lehendakari Garaikoetxea egun on.
Egun on. Ex, ex.
No, no, siempre va a seguir siendo lehendakari Garaikoetxea.
Presidente de EA ha dicho, de eso creo que soy ex no hay ninguna norma.
Ah! perdone eso sí ex presidente, pero lehendakari Garaikoetxea sí, aunque también hay manía de tratar de pasar página sobre eso, sobre los que han venido antes.
Bueno pero hay una norma muy amable que convierte en ley ese tratamiento aunque a algunos les parezca que es culto a la personalidad y cosas por el estilo, que algo así hemos leído en alguna ocasión.
Vargas Llosa en una de sus novelas dice que cuando se jodió el Perú, cuando cambió también todo en Euskadi porque de aquél abrazo de hace 31 años entre usted y Ramón Rubial que ha querido recordar hace poco Patxi López a la distancia que hay ahora en torno al Estatuto, qué ha pasado por medio, cree que ha pasado algo determinante.
Hombre pues 30 años de incumplimientos y de evaluaciones de ese instrumento. Estos días que está de moda hablar de las políticas activas de empleo, por cierto luego podríamos abundar en algunos aspectos concretos de esta transferencia, yo recuerdo el primer programa del PSE, hasta me acuerdo casi de la página la treinta y tantas, en la que se decía con rotundidad Tesorería General Vasca de la Seguridad Social, ahora la caja sacrosanta única etc. impide que las políticas pasivas de empleo y la propia Seguridad Social estén fuera de cualquier agenda negociadora a pesar de que las agendas negociadoras se están enalteciendo tanto estas últimas fechas. Pero pongo ese ejemplo porque me parece que es de los más expresivos. Como puede dar un giro el partido de nuestro bien recordado siempre el señor Rubial en ese aspecto como en tantos otros.
Lo digo porque en esto de las políticas activas de empleo por ejemplo que usted ha citado la versión oficial digamos del socialismo es que los diferentes gobiernos nacionalistas nunca han querido aceptarla.
Claro no han querido aceptar mercancía averiada como en su día creo que acuñé yo ese término. Pero fíjese usted como nos engañan antes y ahora. Porque reprochaban a los gobiernos nacionalistas que habían hecho perder a la comunidad vasca millones y millones de pesetas o de euros a lo largo de estos 30 años por negarse a aceptar esa mercancía devaluada, o esas transferencias incompletas como si el Estado que seguía detentando en la acepción estricta del término, es decir manteniendo contraderecho esa competencia no estuviera gastando el dinero que tenía que gastar por no haber transferido en esas labores. Y si usted se fija y nuestros oyentes prestan atención estos días en las críticas por ejemplo del PP, sobre todo, y también del propio Gobierno vasco se acepta o se acusa incluso, de que la transferencia con las aportaciones de las cuotas empresariales etc. que han sido el avance que se ha conseguido sobre lo que estaba proponiendo el Gobierno vasco, esos ciento y pico millones de euros que van a significar una pérdida respecto de lo que antes venía disfrutando desde las arcas del Estado la comunidad vasca. En qué quedamos, antes estaban perdiendo los gobiernos nacionalistas sucesivos desde el primero y segundo mío en el 80 y el 84 hasta el último, los dineros que se podían haber empleado en esas materias o los estaba empleando con mayor largeza como parece ser que puede suceder ahora el Estado y nos estaban engañando diciendo que estábamos malversando esa oportunidad. La verdad es que es un engaño, es un engaño el de antes y es un engaño el que parece ahora también pretenderse para devaluar incluso ese plus que se ha conseguido en la negociación en el Congreso.
¿Qué le parece esa negociación del PSOE y del PNV para cerrar o casi cerrar el traspaso del ciclo competencial?
Mire yo quiero ser particularmente respetuoso con el PNV, pero primero a mí me produce un cierto poso de tristeza ver cómo quedan de lado ya las políticas pasivas y la propia Tesorería General de la Seguridad Social que el propio PSE predicaba con énfasis en su primer programa de gobierno, el que tuve que discutir yo con Benegas, por cierto. Pero aparte de eso, hombre a mí eso de que se creen comisiones por las que se va a completar, como decía el Sr. Pastor, el Estatuto, pues qué se yo, ya sabe ud. el tópico ese de cree usted una comisión cuando quiere que quede un asunto inconcluso y después de una experiencia de 30 años a mi que me digan que una comisión va a resolver todo lo pendiente pues me deja, por emplear un eufemismo, bastante frío.
¿Cree que habrá extensión del pacto PSE-PP al resto de instituciones más allá de las elecciones de mayo o que se pueda repetir eso también en Nafarroa con un acuerdo real pero no suscrito entre PSN y UPN?
Pues me temo que si tienen oportunidad de hacerlo sí, porque esa famosa transversalidad con que se ha seducido incluso a muchos sectores del nacionalismo ha consistido como muy bien hemos visto, tanto en Nafarroa como en la CAV, pues en que han cerrado filas repitiendo aquello de antes roja que rota, pero ahora en otros términos, con tal de arrumbar al nacionalismo vasco, de manera que sí, me temo que eso pueda pasar. Ahora el PS es un partido que entre sus defectos y virtudes porque tiene esa doble faceta, su versatilidad, pues es un partido muy versátil, de manera que si tiene una buena oportunidad, en la línea un poco de Jáuregui, de tener a un PNV moderado implantando esa transversalidad que exige moderación pues es otra oportunidad a lo mejor contemplaría el PS y sobre todo desde determinados sectores. Pero claro todo depende de los resultados electorales y las oportunidades que ofrezcan unos y otros.
Habla ustedes de un momento histórico para la paz pero también la gente tiene memoria y dice "es que hemos escuchado ya muchas veces lo de que estábamos muy cerca de la paz y luego se ha truncado". ¿Por qué está tan convencido ahora de que éste sí es histórico?
Bueno, cuidado, yo estoy para algunos he sido un poco el sector reticente en este proceso, para otros a lo mejor les parece que soy un entusiasta. Yo veo el asunto con la cautela propia de quien ha vivido Lizarra y otras muchas oportunidades perdidas como esta. La primera la que en el año 83 con mucho voluntarismo yo mismo había preparado con una mesa por la paz que estaba ya lista y que se reventó con un atentado en el Banco Vizcaya que mató a 4 personas. De todas formas fíjese usted los sufrimientos y los logros que se han podido perder desde los años que cito. No obstante aquí hay un fenómero claro, y parece que, yo no estoy en la dirección de ningún partido, de EA en concreto, pero creo que los dirigentes, por ejemplo de EA a través de un diálogo persistente y yo creo que muy voluntarioso han podido constatar como luego se ha verificado también en otros ámbitos, en ámbitos locales, etc. que ese debate de Batasuna es un hito sin precedentes y que desde luego ETA cavaría su propia tumba si se opusiera a lo que le demandan desde ese entorno social. Pero aparte de todo hay muchos factores claro, el tan invocado de la situación de especial castigo que ha venido percibiendo desde ámbitos policiales y judiciales. Pero hay otra cosa muy importante, es que decirle que no, desde ese mundo a cuatros Premios Nobel, a dos jefes de estado y de gobierno y a otra serie de notables por el estilo, que desde Bruselas ya llevan seis meses esperándoles a que les de una respuesta concluyente, pues ojo, es un emplazamiento también muy serio que se lo tiene que pensar ETA y Batasuna. Esto es por citar algunos aspectos que contribuyen a que uno tenga esperanza, y hay que tener esperanza en política y hay que apostar en política. Y yo creo que EA ha apostado y ha apostado como riesgo, como siempre que se apuesta pero claro el que no se equivoca nunca es el que nunca apuesta ni toma una iniciativa. Esa iniciativa afortunadamente está siendo secundada incluso por algunos que eran casi los más duros en su juicio, como Aralar últimamente, que casi se pone además en vanguardia de estas iniciativas y de este intento.
Sr. Garaikoetxea yo no le veo a usted de la mano de gente de Batasuna siendo usted, digamos encarnando algo tan institucional como la figura de un lehendakari.
Mire usted cuando yo era lehendakari recibí en Ajuria Enea a todos los que abandonaban a ETA político militar y luego se integran en EE, y por cierto ahora están ya en el PSOE, y en aquél momento recibir a Zapatones y compañía, a muchos les pudo parecer un encuentro insólito y raro, pero yo aquél momento pues estaba tratando de respaldar desde una posición bien comprometida con ese gesto, pues un movimiento que me parecía importante. Ya lo creo que lo fue. Cómo no iba a resultar tan insólito compartir entonces, incluso pues la alegría de giros que se habían dado antes también en gentes como Onaindia y compañía, que podían parecer para algunos tan insólita su compañía como hoy podría ser la de un militante que abandona una estrategia militar para pasar a una estrategia pacífica desde el mundo del MLNV.
Estamos hablando mucho de ese período de violencia y ahora nos encontramos otra vez, parece que con un protagonismo muy activo de algunas víctimas de ETA porque no de todas. ¿Hasta qué punto puede marcar el paso en un proceso de paz?.
Perdón...
Las víctimas que vuelven a estar otra vez en primera línea, hasta qué punto pueden marcar el paso, digo, a algunos de los grandes partidos, sobre todo del PSOE y el PP.
Yo creo que lo pase desde el mundo de las víctimas aunque a veces puedan resultar aparentemente excesivas en determinadas manifestaciones, hay que entenderles con gran comprensión. Cuando se ha sido víctima, cuando se ha perdido un familiar, un padre, una madre, un hermano, un marido, pues cualquier exceso, cualquier exigencia que pueda parecer excesiva hay que verla con comprensión. Pero yo creo que hay que distinguir algo que es muy lógico. Yo creo que una cosa es que haya reconocimiento y resarcimiento justo de lo que ha sufrido una víctima y otra cosa es que una víctima pueda ser un juez, digamos objetivo e imparcial pues de un proceso de esta naturaleza. De manera que hay que distinguir las dos cosas, una cosa es que se haga justicia, que haya un resarcimieto moral y material y el que haga falta a los que han sido víctimas de todos los tipos, por cierto, porque hay víctimas de toda naturaleza, hay cientos todavía por reparar y hasta por aclarar de la época de la transición, desde los aparatos del Estado, etc. y hay miles de víctimas que no consiguen un reconocimiento de los partidos que más exigen, sobre todo desde la derecha española, que haya reparaciones y que haya una posición de absoluta intransigencia contra quienes hoy no dan a su entender la debida respuesta a los problemas de la violencia. Entonces, me estoy refiriendo a todos los crímenes del franquismo, etc. que no consiguen posiciones claras, ni renuncias, y señores que casi tirando de la ley de Partidos están hoy en la política y con altísimos cargos y han sido parte de aquél régimen lleno de crímenes, a esos no se les pide cuentas, ni entran en listas negras para que les inhabiliten en posibles contiendas electorales. Pero dicho todo esto, insisto, yo creo que una cosa es el reconocimiento y el resarcimiento que se les debe y otra cosa es que puedan ser los jueces más objetivos de un proceso que siempre es complicado como este y que hay que tener una altura de miras enorme para poder llevar adelante. También lo tienen muy difícil quienes han convivido en ayuntamientos, por ejemplo, y han estado sufriendo pues unas confrontaciones insufribles a veces, pues con las gentes que vienen de ese mundo, del MLNV, para que luego haya un proceso de reconciliación o de superación de estos conflictos y hasta de reinserción en una convivencia política e institucional.
Hoy se presenta un manifiesto en el que se solicita la libertad del ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, no sé si usted está entre los impulsores, si lo ha firmado o si lo firmaría, estaría dispuesto a firmar una petición de libertad.
La verdad es que ayer me enteré que hay una iniciativa, leyendo el periódico, de este tipo. Nadie me ha traído la firma pero desde aquí suscribo esa petición, porque me parece que es una cosa absolutamente evidente que Arnaldo Otegi está impulsando este proceso y que resulta bastante poco comprensible para un observador objetivo que esté en la situación en la que está. Además a Otegi le llamó hombre de paz en su día Zapatero, etc., a mayor abundamiento podríamos decir otros muchos argumentos. Pero sí, por supuesto, que lo suscribiría.
Le suele llamar Patxi López alguna vez o no.
Pues no, la verdad es que no, así como con Ibarretxe solía tener una relación bastante estrecha y con bastante frecuencia, pero no, hasta la fecha no. Quizás ha pasado poco tiempo y tampoco hemos tenido demasiadas oportunidades y supongo que estará bastante ocupado como para acordarse de este ya lehendakari archijubilado.
Ya pero un lehendakari aunque esté jubilado puede jugar un papel muy importante si se lo piden.
No lo sé, no soy yo la persona más indicada para valorar esa posibilidad pero de todas formas si yo puedo ayudar en algo quede claro que el lehendakari tendrá siempre mi más modesta e incondicional colaboración.

iruzkinik ez:

Argitaratu iruzkina

| BIDEO | THE LAND OF THE BASQUES - ORSON WELLES

| BIDEO | AGIRRE LEHENDAKARIA KATALUNIAN