2010/07/28

Entrevista: Juanjo Arrizabala, portavoz de EA en el parlamento vasco. Grupo Noticias 25/0772010

"La construcción nacional y la construcción social". Son los dos objetivos que Juanjo Agirrezabala (1959), legazpiarra afincado en Errenteria, se propone llevar al Parlamento de Vitoria. Dos semanas después de recoger su acta, el aforado de EA aguarda a septiembre para pasar su primer examen

Minucioso y cauto a la hora de elegir las palabras, el sustituto de Jesús Mari Larrazabal asume que sus vacaciones estivales se convertirán este año en clases intensivas para ponerse al día de la actividad parlamentaria. Será la voz de Eusko Alkartasuna y de nadie más en la Cámara vasca cuando se reanude el periodo de sesiones.



¿Le ha dado tiempo a tomar el pulso al Parlamento Vasco?
Pues no, la verdad. Apenas han pasado dos semanas desde que me acredité y, de alguna manera, en este tiempo estoy situándome un poco y viendo cuál es el Reglamento de la Cámara, cuál ha sido el recorrido de este año, qué proposiciones no de ley se han presentado, qué proposiciones ha habido en las distintas políticas sectoriales... Pero sí es cierto que tengo por delante el verano para que en septiembre, cuando se retome la actividad parlamentaria, colocarme.
¿Por qué aceptó?

En su día tomé la decisión de ir en las listas de Eusko Alkartasuna porque estoy totalmente identificado con su planteamiento político. Desde muy joven empecé a comprometerme con temas de Euskal Herria, tanto desde el conocimiento histórico como geográfico; quería trabajar mi identidad vasca. Eso me llevó a decidir entrar en las listas del Parlamento. A pesar de que era un reto importantísimo no podía decir que no porque tenemos unos votantes que nos han dado su confianza. No podía defraudarles.



¿Qué consejos le dio su antecesor?
En primer lugar, no yo, sino incluso gente de otros partidos considera que el listón está alto. Yo le pedí consejo a Jesús Mari y más que consejos me puso en antecedentes sobre lo que me iba a encontrar en septiembre. Me confirmó impresiones que yo tenía como ciudadano de lo que ha sido este último año en la institución. Ambos veíamos un parlamento dominado por una mayoría artificial que no se corresponde con la realidad de la sociedad vasca y que cierra filas ante cualquier debate que ponga en cuestión esa visión artificial de Euskadi.



Al igual que Larrazabal, estará solo. ¿En qué medida afectará esta circunstancia a su trabajo?
No sé si lo facilitará o dificultará, pero la realidad es que estaré solo. Me he planteado dos retos: llevar al Parlamento lo que nosotros llamamos la construcción nacional y, por otro lado, la construcción social. La primera parte persigue que el Parlamento sea un instrumento de paz y normalización política y democrática, que ayude a consolidar un escenario normalizado y en paz que hoy se vislumbra más que nunca a nuestro alcance. El Parlamento no sólo no puede estar al margen de esta situación, sino que tiene que contribuir decisivamente a lograr ese escenario. Por otra parte, otro reto fundamental es lo que de alguna manera definía como construcción social de Euskal Herria, porque hay que dar respuesta a los problemas diarios que tiene la sociedad vasca. Entre ellos, la crisis económica, a la que hay que hacerle frente y luchar. Yo lo voy a hacer sin perder de visto el objetivo de consolidar el Estado de Bienestar. Como partido socialdemócrata de izquierdas, defendemos lo que se ha conseguido hasta ahora, que es trabajar por mantener el derecho de bienestar.



¿El progresivo acercamiento de los firmantes del pacto del Euskalduna hacia Aralar tendrá su extensión en las futuras iniciativas parlamentarias?
Soy muy respetuoso con el proceso que se está llevando a raíz del acuerdo del Euskalduna, donde dos partidos que vienen de culturas distintas han hecho el esfuerzo de ponerse de acuerdo y sentar unas bases estratégicas para ir hacia un Estado independiente. En segundo lugar, eso no se cierra hoy, sino que hay una intención de acumular otras fuerzas políticas, sociales y sindicales que opten por la soberanía de nuestro pueblo desde un punto de vista de izquierdas, siempre bajo las vías pacíficas y democráticas. El objetivo es llevar ese acuerdo al Parlamento. Habrá cuestiones coincidentes con Aralar y con otros partidos.



La Ley de Partidos impide que su socio en el pacto del Euskalduna tenga representación parlamentaria. ¿Usted será la voz de la izquierda abertzale en la Cámara vasca?
Yo soy el parlamentario de EA, y así va a ser. Nuestros votantes depositaron su confianza en EA y yo estoy al servicio de esos ciudadanos. Sólo puedo asumir el papel de mi partido. El acuerdo estratégico con la izquierda abertzale es a largo plazo. Como demostración, nosotros estamos preparando nuestras propias listas para las próximas elecciones. Yo sólo voy a llevar la voz de EA al Parlamento, que es lo que a mí me compete.



¿Piensa convertirse en el azote del Gobierno?
Puede ser que en determinados temas sea azote del Gobierno. EA tiene unos principios que se van a ir operativizando en diferentes propuestas y proyectos, y muchos no van a gustar al Gobierno. Si eso va a ser convertirse en azote o no son conclusiones que sacan los periodistas.



Su experiencia como director de Innovación en el Departamento de Educación le permitió conocer a fondo este ámbito. ¿Qué conclusiones extrae del Plan de Educación para la Paz que se pondrá en marcha en dos meses?
El anterior Plan era muy serio, avalado internacionalmente y abordando todo tipo de violencia desde una perspectiva general. Planteamos acciones importantes para analizar cómo llevar el Plan a las escuelas, siempre hablando con los agentes educativos, sindicales y después de lograr un acuerdo. En el nuevo Plan no ha habido un acuerdo con los agentes educativos. Esta comunidad ha acogido la iniciativa con sorpresa. En segundo lugar, aquel carácter general que tenía el programa anterior no existe ahora. Necesita una visión más general del abordaje de todo tipo de violencia y de cómo trabajar el conflicto con los niños y niñas para que en su vida diaria rechacen todo tipo de violencia.



No ha valorado el polémico asunto del testimonio de las víctimas en las aulas.
El anterior Plan asumía llevar los testimonios a las aulas, pero no se concretó la fórmula. Hay que dar instrumentos a los centros para que decidan cómo abordan esta situación. Algunos llevarán testimonios en soporte audiovisual y otros entenderán que es mejor la presencia de la víctimas, pero soy partidario de hacer el planteamiento general y que la última decisión recaiga sobre las escuelas.

En clave interna, el último año y medio de su partido ha estado marcado por el severo retroceso electoral y la escisión. ¿Cómo ha vivido esta etapa?
Después de las elecciones, nos planteamos una reflexión para saber qué estrategia íbamos a seguir. En este proceso hay miembros del partido que deciden dejar el partido. Desde el punto de vista ideológico, están lejos de EA. El Congreso de junio del pasado año definió la línea política, una línea que recoge la opción que ha hecho siempre el partido por la soberanía, opta por lo que llamamos la socialdemocracia de izquierdas avanzada, aboga por trabajar por la constitución de un Estado vasco e independiente, y en último lugar, reformula su organización interna desde el punto de vista de operatividad. Después de aquello, el partido está totalmente cohesionado.

iruzkinik ez:

Argitaratu iruzkina

| BIDEO | THE LAND OF THE BASQUES - ORSON WELLES

| BIDEO | AGIRRE LEHENDAKARIA KATALUNIAN